Rose Bertin la primera “marchande des modes”

Tomando como definición, que el modist@ es la persona que tiene por oficio diseñar y confeccionar prendas de vestir, nos remontaríamos al 1770 (S.XVIII) cuando una aprendiz de modista abre su propia tienda en París – Le grand Mogal- , que rápidamente conseguirá hacerse con clientas influyentes, damas de la nobleza.

Es entonces cuando a Marie-Jeanne Rose Bertin, le es presentada a María Antonieta, reina de Francia. Bertin empezaría a diseñar ropa para ella, llegando a ser tan importante para la reina que se convertiría en su confidente y amiga.

Bertin usaba y exageraba las modas más importantes para María Antonieta, como la moda del “Pouf” en el pelo, llegando a utilizarse incluso como forma de comunicarse. O como la de la “robe a la polonaise”, que enfundaba a las mujeres en provocativos corpiños.

Bertin la vistió desde 1770 hasta su destronamiento en 1792 y llegó a ser la figura más poderosa de la corte influyendo en la sociedad francesa. Sus creaciones daban una presencia imponente y establecieron a Francia como centro de la moda, empezándose a exportar a otros países Europeos a precios exorbitantes, estableciéndose así la couture francesa.

Se convirtió en sinónimo de elegancia y de los excesos de Versalles. Vistió también a numerosas reinas europeas. Fué con la llegada de la Revolución Francesa y la ejecución de muchos de sus nobles clientes y la reina guillotinada, que Betin trasladó su negocio a Londres.

Al iniciar el S.XIX  Bertin traspasó su negocio a su sobrina y se retiró. Murió en 1813 en su casa de Epinay Sur Seine.

Rose Bertin fue la “Marchande des modes” de María Antonieta, ejerciendo de auténtica estilista para ella, a la que dotó de una elegancia inigualable. Trajo la alta costura a la palestra pública.

En la siguientes imágenes podemos ver un «vestido a la francesa», de 1760, y actualmente expuesto en el Museo de Arte de Los Ángeles. Se trata de un elaborado diseño que constaba de tres partes: la bata, abierta en su parte delantera y que acababa en cola, la falda y una pieza superior de forma triangular que cubría el torso y que se puso de moda en el S. XVIII entre las aristócratas. Y también un óleo por Jacques Gautier, en el que la reina preside una reunión. 1777. Museo de Versalles.

vestido

Si queréis disfrutar de una auténtica sesión de moda no os podéis perder Marie Antoinette de Sofía Coppola. Una gozada para la vista, un derroche visual, una cinta donde lo importante no parece ser la trama si no el vestuario y la ambientación. Una película que parece echa para lucimiento de imágenes y que no escatima en nada.

 

Bibliografía/fuentes consultadas: S moda nº 139 (el País), María Antonieta. Stefan Zweig. El Acantilado, Barcelona, 2012, Wikipedia. National Geographic. Fotografías: google y National Geographic.

Anuncios